domingo, 27 de diciembre de 2015

Incomprendida.

Hoy es un día raro.
Es uno de esos días en los que le busco la tercera pierna al gato y me pregunto si el color naranja se llama así por la naranja o es al revés.
Hoy es uno de esos días en los que siento que no encajo en ninguna parte.
Porque prefiero la lluvia al sol, una peli a salir de fiesta, una lágrima en el momento oportuno, luchar con uñas y dientes por lo que merece la pena y no por cualquier tontería.
Porque me gusta buscar el sentido de las cosas e hilar esos hilos invisibles que hacen ser las cosas como son. Me gusta saber cosas que a nadie le importa, como por qué se dice "renuncio" en el tute o por qué las palabras evolucionan como lo hacen. Es un juego, es divertido, pero nadie parece verle la emoción al cambio de p a b en una palabra.
Porque prefiero un amigo verdadero a cinco conocidos, porque prefiero que alguien me sonría cuando me vea a que me de un me gusta en instagram, porque creo en las segundas oportunidades.
Porque yo confío desde el principio en alguien y poco a poco va perdiendo mi confianza, porque prefiero ver lo bueno de cada persona aun cuando no lo demuestran.
A quién quiero engañar, todos los días son raros, solo que hoy me he parado a pensarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario