sábado, 15 de agosto de 2015

15-08-15

Hoy es un día de esos que quiero dejar constancia en una entrada sin saber muy bien qué decir, porque decir "felicidades" suena demasiado poco original, así que vayamos al principio, vayamos a una llamada inesperada y continuemos desde allí.
Hace un año te llamé sin saber muy bien por qué, supongo que el alcohol, que estaba de fiesta y que coincidía en tu cumpleaños tenía algo que ver, pero me alegra haberlo hecho. En menos de un año hemos pasado de no conocernos absolutamente nada a saber casi todo la una de la otra.
La verdad es que no sé qué decir que no te haya dicho ya. Todo lo que diga me va a sonar repetitivo.
Aun así quiero recordarte lo mucho que me importas y las ganas que tengo de tirarte de las orejas, porque aunque sea tarde cuando nos volvamos a ver pienso celebrar tu cumple contigo. El año que viene estaré, no me lo perdería por nada del mundo (ni por las fiestas del pueblo).
Y hablando del pueblo espero que te lo hayas pasado bien en el pueblo, que hayas desconectado y te hayas reído con la panda de bobos que tenemos por ahí sueltos. No es tu regalo de cumple, ni mucho menos, pero espero que te haya gustado estar como si lo hubiese sido. Algún día celebraremos tu cumple en el pueblo (queda pendiente) y te aseguro que no saldrás viva de ello, porque pienso hacer que te lo pases genial, avisada quedas.
Nos vemos pronto mi niña, y espero que hayas disfrutado mucho de tu cumple. (Yo estoy disfrutando de "La Heredera" que no veas;))  
Te quiero mucho <3

FELICIDADES PRINCESA.
(Sí, quería ser la primera y la última en felicitarte aunque dudo que lo leas hoy).

No hay comentarios:

Publicar un comentario