miércoles, 11 de febrero de 2015

El cielo está cayendo, y a nadie parece importarle.

Esta noche el cielo cae a pedazos, se desmorona lentamente.
Truenos y rayos intentan apoderarse de él, el rayo reluciendo como nunca y el trueno rugiendo de forma ensordecedora. Una batalla que ninguno de los dos bandos ganará.
El cielo se cae y no pueden impedirlo.
Llora. Llora tan fuerte que todo empieza a inundarse, ríos de lágrimas corren por las calles, mientras que el trueno y el rayo continúan en su interminable lucha.
El trueno ruge tan alto que hace temblar el suelo, el rayo consigue iluminar todo durante un segundo, pero las lágrimas siguen cayendo desconsoladas.
El cielo está cayendo, y a nadie parece importarle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario