domingo, 11 de enero de 2015

Es hora de seguir.

No puedo parar de escuchar tu canción. La verdad es que me he acostumbrado a ella, hace un par de días que no lloraba escuchándola, pero hoy lo he vuelto a hacer, no porque te eche de menos como dice la canción, más bien porque me he cansado de eso.
Siempre he sido yo la que estaba ahí, la que aunque se enfadase volvía a ti. Hace tiempo me dije a mí misma que no te iba a permitir hacerme daño de nuevo, pero te estaba dejando hacerlo y no puedo soportarlo más. He esperando unos días por si cambiabas de opinión y pensabas que quizá importaba algo en tu vida, pero no lo has intentado y no pienso esperar más algo que no llega. Es ridículo y no me aporta nada. 
Así que lo siento si cuando quieras arreglarlo yo ya no esté dispuesta hacerlo.
Lo siento si esperas que todo sea como siempre y yo te espere con los brazos abiertos.
Lo siento si después cambias de idea y piensas que me necesitas en tu vida.
Lo siento de verdad, pero yo ya lo he intentado, así que no esperes que lo intente después.
Y me duele, pero no puedo esperarte e intentarlo eternamente.


1 comentario:

  1. Siempre hay que seguir adelante y pensar en una misma, aunque cueste, aunque duela, y aunque sintamos que no nos dejan.
    Besotes

    ResponderEliminar