viernes, 23 de enero de 2015

Días.

Hay días buenos, menos buenos, malos y peores.
Días en los que solo quieres saltar, reír, encerrarte o llorar.
Días en los que escuchar música te anima y días en los que hace estar peor.
Hay días en los que escuchas música para no escuchar lo que tu cabeza te dice.
Y días en los que ni la música consigue callarlo.
Hay días torpes, tristes, felices y locos.
Días en los que te levantas con el pie izquierdo y te acabas cayendo de la cama.
Y días en los que un salto mortal es como dar un paso a delante.
Días en los que crees que puedes comerte el mundo,
y días en los que el mundo te come a ti.
Son días, solo hay que esperar al siguiente.
Quizá te lleves una sorpresa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario