miércoles, 1 de enero de 2014

Don't save me.

Hoy solo quiero que me salgan alas y volar lejos.
Tan lejos como me sea posible.
Sin mirar atrás nunca más.


Otra opción sería saltar a la nada.
Desaparecer para siempre.

2 comentarios:

  1. A veces saltar hacia la nada parece la forma más sencilla de escapar del mundo.
    No conocía tu blog pero me quedo por aquí.
    Besos.

    ResponderEliminar