martes, 31 de diciembre de 2013

31.12.13

No me voy a poner melodramática, ni le voy a decir adiós a un año que se acaba. Tampoco me quiero parar a recordar habiendo tantas cosas que olvidar. Pero tampoco voy a hablar de eso. Porque hoy no me toca hablar a mí. Te toca hablar a ti.
Hoy el importante eres tú, no yo.
No sé cuanto tiempo ha pasado, a mí me parecen años. Recuerdo mirar a la pantalla y sonreír como gilipollas. Por cierto, ahora que me acuerdo, me debes una cena. Sí, eso tampoco lo he olvidado.
Estoy hablando para nadie, porque sé que no lo va a leer pero me hace ilusión escribirle una vez más aunque estoy segura de que no será la última.
En realidad no sé ni yo qué hago escribiendo esto cuando no tiene sentido. Son palabras al azar que intentan recordar algo de aquello que pudo habernos unido pero que no lo hizo. No quiero alargar más esto, no porque no quiera, que podría pasarme la eternidad escribiendo, sino porque no quiero. Empiezas ahora a cicatrizar y no quiero volver a abrir la herida. Así que me despido enano de jardín.
Y FELIZ CUMPLEAÑOS.
Te echo de menos Action Man.


No hay comentarios:

Publicar un comentario