viernes, 22 de noviembre de 2013

Cierra los ojos y déjate caer.

Aunque caer parezca la peor opción muchas veces es la mejor opción que puedes llegar a tomar. Caer, tocar fondo y salir despedido hacia arriba. Eso es mejor que mantenerse a flote durante mucho tiempo, así que si me lo permitís ahora quiero caer, quiero hundirme y cuando parezca que ya no queda nada volveré a salir.


No hay comentarios:

Publicar un comentario