sábado, 26 de octubre de 2013

Ahora te toca a ti.

¿Por qué has vuelto? ¿Por qué volviste a aparecer cuando no querías hacerlo?
¿Y por qué mentir? ¿Por qué seguir mintiendo sobre unas putas fotos?
¿Y por qué no eres capaz de hablarme si no te hablo yo? ¿Por qué?
¿Has vuelto para reírte más de mí? ¿O quizá para fingir que te importo un rato más?
¿Por qué no te cansas de una vez? ¿Por qué seguir haciéndome daño?
¿QUÉ HE HECHO YO?
No puedo más, de verdad que no.
Sé que cogerás el camino fácil y que desaparecerás sin contestar a ninguna de mis preguntas, pero yo no puedo obligarte. Ahora eliges tú, te quedas y contestas mis preguntas o desapareces.


No hay comentarios:

Publicar un comentario