jueves, 26 de septiembre de 2013

¿Y si te escondiese entre líneas sin que lo supieses?

Sí, escondo nombres en párrafos, nombres que no me atrevo a decir en alto por temor a que me oigan. Escribo sueños en papeles carbonizados porque sé que nunca verán la luz. Describo sitios que mi memoria guarda a pesar de que no sean reales. Y sí, tres líneas pueden guardar un sentimiento que hace tiempo que debería haberse ido pero que ahí sigue, anclado en lo más hondo de mí y yo sin poder hacer nada para evitarlo, pero esto es así. Escondo cosas entre frases. ¿Pero quién no lo hace? Solo que no me gusta que la gente busque esas cosas que escondo. Son mías y yo quiero esconderlas ¿por qué empeñarse en buscarlas? Si las escondo es por algo y no precisamente porque quiera que alguien las encuentre.


1 comentario:

  1. Quizá deberías preguntarte por qué buscas tú, o qué buscas exactamente, para comprender por qué lo hacemos los demás. En todo caso, no deberías asustarte, no de tal modo, porque quien busca y encuentra no siempre exhibe. En mi caso, tus secretos están a salvo conmigo, y Mrs. Sternworth puede estar tranquila.

    Un frío beso.

    Emily

    ResponderEliminar