lunes, 30 de septiembre de 2013

Hadasá.

Hola pequeña,
Sé que tu cumpleaños es mañana pero no puedo esperar más, tengo que felicitarte ya.
¿Recuerdas lo preciosa que ibas el día de tu cumpleaños corriendo por la calle disfrazada? ¿Recuerdas las pequeñas pruebas que te hicimos pasar para que consiguieses tu regalo? No sé cuanto tiempo ha pasado desde aquel día pero creo que nunca será como entonces. No digo que será mejor o peor, solo distinto.
Yo ya no estoy, no te podré tirar de las orejas como años antes había hecho ni te podré dar un besazo después. No podré recordarte muchas de las cosas que hagas a partir de ahora pero sí puedo recordarte aquel ¿cómo era? "Yo le envío cartas a mi celestina" o algo así, creo recordar... Cómo olvidarlo.
No sé peque, se me hace raro. Se me hace raro entrar en clase y no buscarte para contarte cualquier tontería, no verte en el "recreo" para contar cualquier cosa que haya podido pasar horas antes. Se me hace raro no ver el particular basurero que llevas dentro del bolso o tus horribles lazos incluso echo de menos tus zapatos, sí esos que me dan ganas de arrancarte para tirarlos lejos...
Permíteme el lujo de pedirte que mañana no lleves lazo, el año pasado lo hiciste por mí ¿lo recuerdas? Hazlo este año también. Sabes que los odio y no voy a estar cerca para arrancártelo cuando lo lleves puesto, no sabes la rabia que me da...
Te echo de menos pequeña,
Nos vemos pronto, lo prometo.
Y feliz cumpleaños. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario