martes, 20 de agosto de 2013

Nada, absolutamente nada.

Por mucho que gritase anoche las estrellas no me oyeron. No sé qué hacer si gritar más fuerte o rendirme al hecho de que quizá se hayan cansado de oírme, de oír los lamentos de un alma que se cree en pena aunque no lo esté o quizá lo esté, no lo sé, hace tiempo que he perdido la perspectiva de todo, me he perdido a mí misma, iban a ser unas semanas para encontrarme pero de momento han sido unos días de mierda, no sé cuánto durará esto solo sé que no estoy dispuesta a esperar sentada a que todo acabe conmigo.


2 comentarios:

  1. Y si las estrellas se han cansado de oírte, ¿no sirven mis humildes oídos para calmar tus gritos y mis brazos para aplacar tu ira?

    Emily.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que eres amor, tengo ganas de apuchurrarte, creo que irme contigo es lo mejor que me va a pasar este año.

      Eliminar