sábado, 27 de julio de 2013

Todo lo que escribo ha perdido su sentido.

¿Por qué ese miedo irrefrenable de quedarse en un sitio? ¿Por qué huir de algo que deseas más que nada en el mundo? ¿Por miedo? ¿Por ignorancia? Si una cosa he aprendido en estos meses es que yo no sería capaz de huir de ningún sitio y por tanto creo que nunca entenderé a la gente que lo hace, ¿si te importaba lo más mínimo algo cómo es alguien capaz de dejarlo? No sé...
Estaba pensando en un idiota que una vez me dijo lo mucho que le importaba y desapareció, así sin más, como si se hubiese evaporado en el aire, desde entonces no soy capaz de escribir nada que ocupe más de tres líneas, no dejo de pensar en ello, en cómo alguien puede irse sin más y por mucho que intente entenderlo no lo entiendo. Para él huir fue la solución fácil, lo sé, era más fácil que hablar conmigo y explicarme todo, pero para mí desde entonces no hay nada fácil porque no puedo dejar de pensar en ello.
Y ESTA PUTA MIERDA NO TIENE SENTIDO, como nada de lo que escribo desde entonces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario