miércoles, 12 de junio de 2013

Pocas cosas engañan más que los recuerdos.

Muchas veces siento que mis recuerdos no son más que ilusiones, que es solo una película que se montó mi cabeza para ser feliz.
Cada poco me descubro pensando en ti, pensando qué hice mal o qué cambió para que desaparecieses sin decir adiós, guardo la esperanza de que algún día vuelvas a mi y me digas las razones que te llevaron a hacer eso. Dicen que a esperanza te acaba matando, que es peor esperar algo que no va a pasar que el fin de algo, pero a mi no me gusta poner puntos finales en historias que sólo han sido interrumpidas o que están inacabadas. Te esperaré aunque eso signifique morir poco a poco.


No hay comentarios:

Publicar un comentario