viernes, 24 de mayo de 2013

Yo y mi manía de usar el plural.

La verdad es que ya hacía tiempo que yo había dejado de esperar. Ya había pasado el momento, la puerta entre las vidas que hubiéramos podido tener y las vidas que teníamos se nos había cerrado en las narices. Mejor dicho, se me había cerrado.


-La historia del amor. Nicole Krausse.-

1 comentario:

  1. Ah, eso es lo que pasa cuando no se da el paso para intentar cambiar algo, el arrepentimiento de no haberlo hecho o, al menos, eso es lo que parece...
    Me ha gustado el fragmento de libro, sí, da qué pensar.

    Un abrazo,
    Lady Blown.

    ResponderEliminar