domingo, 12 de mayo de 2013

Dijiste que no te irías.

Fue la típica historia de chica conoce a chico. Ambos se enamoraron, bueno en realidad no sé si ambos lo hicieron pero ella por lo menos sí. Pero no es la típica historia de se encontraron mientras paseaban o a ella se le cayeron los libros y él la ayudó, que va, ojalá.
Ellos se conocieron por internet, pasaron meses y meses hablando, compartiendo días, tardes y noches, riendo por cualquier tontería. Con el tiempo ya no hablaban todos los días, solo algún fin de semana que otro y aquello empezó a doler, por lo menos a ella aunque no decía nada.
Hace poco todo terminó. Se acabó el dolor, las noches sin dormir, las lágrimas, todo. 
Se fue y no dejó nada más que unos vagos recuerdos, ni una foto de ambos, ni una marca, nada, se convirtió en un recuerdo de repente. 


2 comentarios: