miércoles, 24 de abril de 2013

Solo quedó tu ausencia.

El viento se llevó tu esencia, se llevó tu olor, se llevó el sonido de tu risa.
Siento decirte que ya apenas te recuerdo, no eres más que un borrón en mi mente, pero he de confesar  que aún hay noches en las que me despierto llorando y gritando, preguntándome el por qué de muchas cosas.
Desapareciste y no diste más explicaciones, ni un adiós, nada. Te evaporaste en el aire.


No hay comentarios:

Publicar un comentario