domingo, 14 de abril de 2013

Le echo de menos.

Hace demasiado tiempo que soltaste mi mano para andar por tu cuenta y por mucho que hayamos hablado no ha servido para nada, porque sigo sin saber nada de ti, seguimos sin hablar.
No sabes lo que echo de menos una conversación de las de antes, de verdad, las que nos contábamos miles de cosas y decíamos miles de gilipolleces, pero en realidad no quería decirte nada de eso, solo quería recordarte que si alguna vez te sientes perdido, acelera un poco el paso y busca a tu alrededor, encontrarás mi mano esperando a la tuya, una niña de 15 años prometió por mi que siempre estaría a tu lado y que siempre se preocuparía por ti, no voy a ser yo quien deshaga la promesa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario