sábado, 27 de abril de 2013

Engañarse no sirve de nada.

Llevo una semana engañándome a mi misma, diciéndome que estoy bien, que me da igual, pero sé que no es verdad. Si fuese verdad no estaría apática, me sentiría de otra forma.
Queridas estrellas, hoy vuelvo a pediros un favor.
Que esto pase rápido y que aunque no sea un final de cuento de hadas que tampoco sea un final terrible, es más directamente que no sea un final, que sea un punto y a parte. Sin mentiras. Empezando desde el principio, como si todo lo anterior no fuese más que un mal sueño.
No pido nada más, solo eso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario