domingo, 17 de febrero de 2013

210. Olvidaste algo que unos niños prometieron por nosotros.

Quiero escribir algo pero no sé el qué.
No sé si escribir un adiós, un hasta luego, un hasta nunca o un hasta siempre.
No sé si empezar por un "Cuanto tiempo sin saber nada de ti" o por un "¿Qué mosca te ha picado?"
No sé si seguir con un "¿Dónde quedaron nuestros días?" o con un "¿Te acuerdas de mi en algún momento?"
No sé si terminar con un "Te echo de menos" o con un "¿Y si dejamos de hablar?"
No sé ni siquiera si quiero que sepas cómo estoy.
No sé si algún día me dignaré a decirte todo esto a ti, sin indirectas.
No sé cuanto tiempo ha pasado desde la última vez que hablamos, he perdido la cuenta.
No sé la cantidad de lágrimas que han caído sobre mi almohada cuando pensaba en ti.
No sé el tiempo que seguiremos "llevándonos bien".
No sé si te acuerdas de la mitad de las cosas de las que yo me acuerdo.
No sé la de veces que me he prometido no volver a pensar en el tema.
No sé las veces que me he comido la cabeza pensando en qué he hecho mal.
No sé por qué hace 19 meses me dejaste de hablar.
No sé por qué me da la sensación de que no te conozco de nada.
No sé por qué escribo esto si no lo vas a leer.
No sé por qué siquiera pienso que algún día te darás por aludido.
No sé por qué todavía creo que algún día todo volverá a ser como siempre.
No lo sé, de verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario