sábado, 16 de febrero de 2013

209.

Estaba intentando escribir la importancia de los pequeños detalles en mi, pero no dejaba de pensar en una persona.
No puede decirse que esa persona me haya tratado bien, tampoco puedo decir que me haya tratado horriblemente mal, pero ha dejado mucho que desear. Y ahora cuando lo pienso me doy cuenta que nunca me ha dado un abrazo, nunca se ha preocupado por mi cuando estaba mal, nunca me ha dicho cosas bonitas por así decirlo, nunca ha contado con lo que yo pensaba o quería. La verdad es que nunca lo había pensado hasta hace unos días, no encuentro nada bueno que haya hecho por mi, es más, al contrario, yo creo que ha creado más complejos dentro de mi misma, por su culpa creo que nunca seré capaz de estar a gusto con mi peso, la verdad es que a una niña de 11 años decirla que no coma que se está poniendo gorda cuando en realidad tampoco estaba lo que se dice gorda pues oye, muy normal no es... Pero es que no es ese solo, a pesar de ser el único complejo que voy a poner porque tampoco quiero que penséis lo horrible que puede llegar a ser.

No hay comentarios:

Publicar un comentario