miércoles, 2 de enero de 2013

191.

Estaba sentada en un banco esperando a que él llegase, estaba ansiosa por verle, cerraba los ojos de vez en cuando para pensar en otra cosa o miraba hacia los lados para ver si venía. Él no aparecía y su nerviosismo iba aumentando, de vez en cuando limpiaba sus manos de sudor en los costados de su pantalón. De repente, sin saber como, él estaba a su lado, sonriéndola, solo la miraba, no decía nada y ella tampoco iba a romper aquél silencio.
Tras estar varios minutos así el chico se acercó a ella y la beso dulcemente la mejilla. Ella enrojeció levemente y sonrió al sentirle.
-¿Por qué no hablas? -susurro ésta en su oído.
-Shhh - respondió el mientras besaba su cuello.
Ella le rodeó con los brazos le acercó a ella todo lo que podía no quería separarse de él, él sonrió sin muchas ganas pero no la negó el abrazo y mientras la abrazaba susurró: "Lo siento". Se levantó del banco y comenzó a andar hacia otro lado, ella apenas podía contener las lágrimas estaba viendo como se iba, a mitad de camino el se evaporó o por lo menos eso le había parecido ya que las lágrimas no la dejaban ver más de dos palmos a su alrededor. Se quedó allí quieta, no quería moverse no tenía ganas, se secó las lágrimas y vio que en el sitio dónde había estado el chico había una pequeña nota:

"Lo siento. Será como si nunca nos hubiésemos conocido. Adiós."

Se levantó del banco y se puso los cascos, eligió una canción que la alegraba por no menos no lloraría, estaba andando sin rumbo, mirando su fotografía para intentar no olvidarle nunca, acabó la canción y el aleatorio puso la canción menos indicada para ese momento, que en realidad era la que mejor lo describía.

"Was it a drem? Was it a dream? 
Is this the only evidence that proves it. 
The photograph of you and I".

Desperté con esa canción rondando mi cabeza, dudé de qué era real y de qué no lo era, pero una vista rápida al móvil me lo desveló y sonreí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario