martes, 27 de noviembre de 2012

169.

Estaba al tanto de todo lo que ocurría a su alrededor sin que los demás lo apreciasen, sabía perfectamente cuando le miraban o cuando alguien se sentía incómodo a su lado por las reacciones que estos mostraban, salvo que él fingía no sentirlo, era como una rutina para él ver todo lo que sucedía a su alrededor sin llegar a tomar parte en nada de eso. Hasta tal punto que le hacía gracia ver las miradas de deseo que se posaban en él, las de compasión e incluso alguna de odio, pero no le importaba, estaba demasiado ocupado persiguiendo a las chica de sus sueños como para reparar en esos detalles que tras alcanzarla quedaron en un segundo plano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario