sábado, 10 de noviembre de 2012

158.

Finalmente lo he conseguido, he hecho que entre en razón, que entienda el por qué de mis actos y el por qué de muchas cosas, no sé si cambiará su forma de ver las cosas o su forma de actuar, pero por lo menos a entendido la mía, ha entendido la importancia de sentirme bien conmigo misma en ese aspecto ya que en muchos otros no lo hago. Ha entendido más de lo que esperaba. Y me siento bien por haberle hecho entender que las cosas no tienen por qué ser blancas o negras, qué también pueden ser grises. Ahora toca seguir hacia delante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario