martes, 6 de noviembre de 2012

154

Se sentía indefensa, incapaz de mirarse a si misma, ni por dentro ni por fuera, quería aparentar que ella era fuerte por encima de todas sus inseguridades y lo hacía metiéndose con la gente que hallaba a su alrededor, cada día con uno y así hasta que terminaba con cada uno y volvía a empezar, así día tras día, hundiendo a los demás para sentirse bien consigo misma, hasta que un día vio que lo que hacía no tenía buenos resultados, ella seguía sin poder verse a sí misma y había causado inseguridades a todos lo que estaba a su alrededor que lentamente fueron apartándose de ella, cada vez se volvía más pequeña, cada vez más invisible, una mota de polvo era incluso mayor que ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario