martes, 23 de octubre de 2012

145.

Puede que seamos lo contrario la una de la otra, que haya veces que tenga ganas de pegarla por ser tan pija que produce arcadas, que me ponga de los nervios por chorradas, que la llame señorita lacitos porque me pone de los nervios que lleve lazos y la mayoría de los días lleva uno, y que la llame señorita de zapatos feos porque lleva unos zapatos horribles que a ella la parecen hermosos, cosa que me hace dudar de su gusto pero no pasa nada, pero a pesar de todo eso es mi conciencia, porque si yo soy impulsiva ella es lo más relajado que hay en este mundo y me hace pensarme las cosas dos veces, cosa que me pone de los nervios porque parece que intenta cambiarme aunque en realidad no lo haga, pero bueno no voy entrar en detalles.
Simplemente quería decir con esto que por muy diferentes que seamos siempre será mi niña pequeña, que la querré muchísimo siempre, estoy segura de ello, y que en un años quizá aunque ya no sepa tanto de ella como ahora la seguiré recordando, porque en los momentos que yo he estado mal ha estado ella aguantándome y soportándome y eso no lo hace cualquiera. No puedo quejarme de la señorita lacitos salvo por lo asquerosamente pija y cursi que puede llegar a ser, pero bueno aún así la quiero. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario