viernes, 19 de octubre de 2012

143.

En estos dos días que han pasado me han obligado a mirar hacia atrás, en todo lo que ha pasado por mi vida, todo, sin dejarme ningún detalle, todo aquello que me ha marcado en algún momento de mi vida.
La verdad es que recuerdo más momentos malos que buenos y más tristezas que alegrías sobre todo estos últimos años, pero aún así hay que intentar ser fuerte, intentarlo al menos.
Cuando me puse a pensar no pude evitar sentirme como una niña pequeña, alguien tan pequeño e insignificante que se vuelve invisible por un momento, me escondí en mi misma, me sentí insegura como si al desvelar tales cosas la gente no me miraría igual así que estuve en silencio una vez más, dejé dentro de mi todo aquello, no quería que nadie tuviese acceso a mi interior, al menos no de momento, no quería darles la oportunidad de destruirme al menos no ahora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario