jueves, 26 de julio de 2012

106.

Finalmente hay un momento en el que te das cuenta de que nada será como antes.
Un año puede ser mucho o poco tiempo, en este caso un año ha sido mucho tiempo, quizá demasiado. Pero tengo la esperanza de que algún día todo sea como siempre.
Y te das cuenta de todo una noche mientras las lágrimas inundan tu almohada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario