jueves, 21 de junio de 2012

96.

Llega el momento en el que te das cuenta que tienes que ir por tu lado, que nada es como antes, que las escusas de antes ya no son válidas, que tu vida empieza a ir por otro camino…
Cuando finalmente te das cuenta de que has madurado algo, por que sinceramente creo que nadie madura del todo, siempre llevamos a nuestro yo infantil dentro, por mucho que no quieras que esté. 
Madurar puede ser sinónimo de ser libre, quien sabe, la libertad nunca será la misma para ti que para mi, la libertad para un preso sería salir de la cárcel, para mi igual que me dejen más tiempo en la calle, si te paras a pensarlo suena ridículo y todo, creer que uno es libre por quedarse 10 minutos más en la calle… Pero así es el mundo, nadie dijo que fuese perfecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario