domingo, 2 de octubre de 2011

44.

- Eres como un ángel guardián - dijo él sonriendo.
- No, no lo soy - dijo ella algo cortada,- eres un mentiroso.
- No no, te lo digo como siento, es la verdad al menos para mí, no sé, eres muy buena, siempre te preocupas, siempre estás ahí, eres amable, agradable, simpática, maja, muy graciosa, siempre con una sonrisa y sentido del humor, siempre apoyando, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario