miércoles, 22 de junio de 2011

33.

Aquel día, en aquel momento, cuando todo parecía oscuro, en mi cabeza sonaba aquella pequeña línea de una canción... Y yo no sé por qué, no puedo apartar mis ojos de ti...
Una canción que no olvidaría fácilmente, aunque la persona que la había escrito dijese que era una mierda, o que simplemente "no molaba" a ella por mucho tiempo que pasase la encantaría, le habían dedicado una canción... ¡Cómo no le iba a encantar!
Y no lo había hecho cualquiera, había sido la persona a la que más quería, a la que no se quita de la cabeza ni un segundo del día, a la que por muy lejos que este sueña que te tiene muy cerca, imaginando su voz continuamente, sabiendo que ninguna voz que imagina será tan perfecta como cuando oiga la suya...
Pero es lo que tiene el amor, nos vuelve cariñosos. Tiernos. Dulces. Mimosos. Celosos... pequeñas cosas que son dificiles de olvidar y que yo se de una que no las olvidará nunca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario