domingo, 1 de mayo de 2011

23.

Un grito que no puede oír nadie, ese grito que expulsa tu corazón y que se nota en forma de lágrima. Ese grito que hace aún más daño y te provoca que no estés tan feliz como desearías, por la pérdida de un ser querido, por tantas cosas se puede formar... Pero si alguien se fija que en tu mejilla hay una lágrima no te dejará llorar, hará mil y una cosas con tal de que en tu cara se dibuje una sonrisa, por que le importas y no te quiere ver así. Y aunque pienses que será incapaz de hacerlo  y que después de tantos intentos no lo ha conseguido  con el último lo conseguirá y en tu cara se dibuja la más preciosa de todas las sonrisas. Esa sonrisa que dice GRACIAS por estar ahí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario