jueves, 7 de abril de 2011

17.

Mi sonrisa no es ni la más bonita, ni la más dulce, pero aún así el haberla recuperado me reconforta tanto como haberle recuperado a él, porque al fin y al cabo, él es mi sonrisa y sin él, las cosas no es que vayan peor, pero sí son distintas. GRACIAS :) 6.

No hay comentarios:

Publicar un comentario