viernes, 18 de febrero de 2011

2.

Dentro de un tiempo, cuando todo haya acabado, cuando llegue ese día especial...
Si, el día de tu cumpleaños, cuando no pueda felicitarte, cuando no sepa que tal te va la vida, cuando ya nada sea igual, mira a la luna, piensa que en otro sitio, lejos aunque no lo oigas hay alguien cantándote el cumpleaños feliz, alguien que se acuerda de ti y solo te puede felicitar cantándole a la luna, por eso cuando la veas alza la mano y recoge tu felicitación, esa que he dejado para ti con cariño y con mucho amor, y con muchísima añoranza por no poder decírtelo a ti.
Así que el día de tu cumpleaños y acuérdate de mi, estaré cantándole a la luna tu canción...
Aunque se la cante a ella sera solo para ti, y una pequeña carta que escriba ese día, para ti, sin saber donde enviarla, leerla y que las lagrimas recorran las mejillas y sigan su curso hasta el suelo, entonces acuérdate de las cenizas de un fuego apagado, serán las cenizas de tu carta, la quemaré y la tirare al agua, porque la carta es solo tuya, de nadie mas, nadie la tendría que leer ya que seria especial para ti.
Con esto quiero decir que siempre me acordare de vosotros y siempre que miréis a la luna acordaros que alguien en otro sitio, igual lejos igual cerca, ha dejado unas palabras de animo, de cariño... para vosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario